Mastaba Ceramika

Con la ayuda de una plantilla se fabrica un modelo en yeso, que se utilizará como molde para las urnas cerámicas. En este molde se vierten los diferentes modelos que a continuación se retiran para su secado.

Una vez seca la urna se pule la superficie y se introduce en el horno para su cocción a 900°C. Después de aplicar el barniz, la urna se coloca de nuevo en el horno, aunque ahora con una temperatura de 1050°C.